lunes, 24 de noviembre de 2008

no puedo

No puedo usar maquillaje todos los dias. No puedo vestirme y combinar los colores. Tampoco puedo usar el rosa. No puedo caminar en pose de diva, mucho menos con tacos.
No puedo estar bronceada todo el año, ni tirarme al sol como morsa para tener un color amarronado. No puedo desvivirme por una cartera. Las carteras tienen que tener bolsillos y asas, nada más me importa. No puedo cercenar la bibliografía de mi vida a unas revistas con tips para estar más flaca. No puedo ser una muñeca que rie boba a tu lado. No puedo estar depilada los 365 días del año. No puedo, ni quiero,-ni soporto a quienes lo hacen- hacer un escándalo y ponerme a llorar porque se me rompió una uña. No puedo esperar que haga calor para ponerme la mini, ni que haga frio para estrenar el tapado de moda. No puedo, no lo soporto, que la cabeza sea sólo una leve excusa para tener pelo y usar planchita. No puedo.
Soy una mujer, aunque no lea la para tí. Tengo una piel suave que sufre por no ser tocada por tus dedos. Mi oidos lloran y se desangran por no poder escuchar tus palabras. Y mi boca se deshace ante el sueño eterno de besar tus labios.
No soporto que me veas como un amigo más. No soy, ni puedo, ser tu amigo.
Me cansé de oir historias de amor fantásticas. Mi realidad es otra. No nací en los años cincuenta, no puedo ser tu ama de casa.
No puedo llorar en público, ni dejar de reir ante la estupidez humana. No puedo dejar de sensibilizarme y horrorizarme de la puta humanidad.
No puedo esperarte para siempre, ni estar cada vez que me lo pidas. Me destruye el alma.
No puedo ponerme crema hidratante con brillitos, teñirme el pelo cada 24 días y cortarlo una vez al mes.
Estoy en una pelea irreconciliable y a punto de divorcio con el peine. Y me gustaría que puedas ver más allá del nido en mi cabeza. El enriedo de las células muertas que habitan mi corteza capilar no es nada comparado con el embrollo que hay en mi mente.
No puedo pasarme la vida de cenicienta esperando un príncipe que me venga a rescatar. Pero igual necesito un rescate. Un rescate, un escape... o no. Necesito compañía. Alguien que se preocupe de que tome agua, esté al sol y no me enferme.
Pero no voy a pintarme las uñas de rosa ni a salir en mini-shorts para conseguirlo. No me interesa...No tendré marido, pero hago todo lo que está a mi alcance para ser feliz. Por dentro. Y para mirar por dentro tenés que acercarte...

9 comentarios:

Guadaesunserextraño dijo...

y hubiese agregado..y si..me tiro pedos y no evado los eructos!

Cande dijo...

yo tenia un principe azul q me venia a rescatar en auto plateado..
pero lo perdi

Café (con tostadas) dijo...

ay, por favor! Si sos así nos parecemos DEMASIADO!

Y, para más, pisamos al bailar... me cacho en dié, así no se puede che! Cómo me vas a describir de esta forma a mi también?

Excelente!

Mariann dijo...

por que estoy en tu cabeza (??)

jajajaja

somos varias...cada vez más, pero andamos escondidas...
y nuestra palidez se confunde con el gris del cemento, por eso no nos vemos..

Lidia P. dijo...

Mirá Marian (Marian es tu nombre, no), tu texto me emocionó mucho. Es algo muy hermoso lo que escribís (excepto donde ponés lo de la p**a humanidad, eso me dolió un poco, porque yo soy humana). Pero ¡Seguí así! ¡Ya va a llegar tu príncipe y no vas a tener que depilarte más! ¿Porque sabés que? El amor va mucho más allá de todo. Te lo digo por experiencia...
Perdoname, me emocioné.

Anónimo dijo...

no hermana, todo bien, pero si no te depilas es obvio que no vas a encontrar un principe jaja, mucha poesía, mucha poesía, pero poco de realidad jaja Pasate cera che! no te cuesta nada!

caro dijo...

"Las mujeres necesitamos la belleza para que los hombres nos amen, y la estupidez para que nosotras amemos a los hombres" coco chanel

Genial!

princesavampira dijo...

coco chanel tenia mucha razon, sino... mira la plata q hizo, de boluda no tenia un pelo.

Tuk dijo...

Fuaaaaa. ¿eso lo escribiste vos o yo? :) Excelente saber que existe alguien así!!!