sábado, 1 de noviembre de 2008

Inestabilidad con nubosidad variable

No quiero caer en generalizaciones, pero calculo que a todas las mujeres -al menos las desahuciadas- les pasará algo parecido.
Somos seres sensibles, aunque a veces nos comportemos como las personas más frías y desalmadas sobre la tierra. Sufrimos mucho y en silencio. Fantasiamos -creemos, bah- que los hombres, o mejor dicho, el desafortunado que estemos pretendiendo en ese momento, no puede parar de pensar en nosotras. Somos, claramente, el centro de sus vidas. Y por eso, cuando no nos habla por messenger o se desconecta misteriosamente apenas nos conectamos nosotras (las casualidades no existen!) o le hablamos y no responde, o seguro que nos bloqueó, o se consiguió otra, o se fue del país. Ni hablar de los mensajes de texto a las 3 am. Jamás vamos a pensar que el pretendido está durmiendo, salvo, claro que este durmiendo con otra, el muy hijo de puta que no me quiere más!
¿Es que las mujeres no tenemos nada más que hacer? Y si, pero somos tan grosas que podemos hacer muchas y al mismo tiempo no perderle el hilo a nuestro(s) pretendido(s). Y con no perderle el hilo me refiero a: averiguar todo lo pertinente a su vida (nombre, apellido, DNI, dirección, antecedentes, información de la familia, cómo esta compuesto su hogar, comparaciones con la EPDH, etc), conocer su agenda (a que hora se levanta, porqué el 3/12/2002 se levantó 15 minutos más tarde, cómo salió su equipo en el picadito de los jueves, etc)y cualquier otra cosa relevante (música preferida, tipo de calzoncillos que usa, cada cuanto se corta las uñas de los pies)

¿obsesivas?
No, para nada. Es que somos muy pasionales y amamos tanto y pretendemos tanto que necesitamos enamorarnos hasta de los granos de su culo. Y lo hacemos (L)

El diccionario define misógino al hombre que odia a las mujeres. Pero no hay una palabra para definir a una mujer que odie a los hombres... POrque no podemos odiarlos.

Pero tanta locura, no puede terminar bien. Entonces nos desesperamos: lloramos, pataleamos y sufrimos, cuando ustedes nos dan la espalda, nos relegan, huyen, desaparecen.
Y todo vuelve a su equilibrio normal, con una palabra, un gesto, una flor (?).

Hasta la próxima tormenta...

6 comentarios:

Ezequiel dijo...

Me parece algo arbitrario pensar que es una cuestión de genero.
¿No te a pasado al revés?

Mariann dijo...

mmm no, la verdad que no. Pero claro está que los hombres no se enamoran de mi, asi que pff capaz en la vida real pasa!

Anónimo dijo...

cada dia estas mas MAITENA ?)

cARO

Ezequiel dijo...

Sos bella, inteligente e interesante. Deja de hacerte la pobrecita, que nadie comprende.

He dicho.

ivana dijo...

uh iba a decir lo mismo q caro/anonimo, igual te bancooo

Ire dijo...

Con lo de "no perderle el hilo", es obvio que ellos no hacen eso, por qué no se obsesionan de esa manera? lo harán de otras formas? espero que si, porque si no es injusto...