jueves, 19 de febrero de 2009

El chico del quiosco

El chico del quiosco me levanta la autoestima. Salís toda despeinada, transpirada, con cara de culo del apretuje del subte y el, que está esperando que alguien le compre algo, te mira pasar con cara de "acabo de ver a la cosa más increíble del mundo".


No me interesa salir con el chico del quiosco, no me interesa hablarle ni que me hable.

Pero me gusta que me haga sentir especial.

Aunque no estoy muy segura de que el se de cuenta de que soy la misma todos los dias, ni tampoco creo que me espere.

Me gusta la cara de tarado que pone.

Espero que no lea esto.

3 comentarios:

Kioskman dijo...

jajajajajaja pero que verguera

Tuky dijo...

"¿que pasó en el kiosko que los bombones hablan?"

no, jamás nunca le digas eso :)

princesavampira dijo...

noo marian los kiosqueros no sirve!!! te lo digo por experiencia ;P