sábado, 25 de octubre de 2008

Sin vos... y sin voz

Es increíble el vacío que se forma entre dos personas cuando no hay comunicación, cuando no hay conexión. De una forma u otra es necesario estar en sintonía para generar un buen clima. La comunicación puede ser verbal o no verbal. A veces con unas caricias, un gesto o una mueca, podemos expresarnos y conectarnos con el otro. Pero cuando la desconexión es tal que no existen gestos ni caricias, tratamos de romper el hielo con una charla, o una carcajada... hasta que nos quedamos sin voz.
Estar afónico al borde de una relación incipiente, nueva o desgastada implica limitar las vias de comunicación de forma tal que se rompa el vínculo con el otro. Cuando un momento íntimo se vuelve aireado por la falta de conversación, la intimidad se convierte en incomodidad; las ganas de estar solo y alejado de una realidad que nos supera y que no es la que nos gustaría atravesar y ni siquiera poder disipar hablando pelotudeces, nos hace sentir miserables.

Esta afonía puede ser un síntoma real, estar afónico literalmente. Pero también se da en los momentos que no tenemos nada que decir, en esos momentos dónde sabemos que están pensando en otra cosa o dónde buscamos la mejor excusa para irnos corriendo de ahí.


No es que la pasé mal ayer, sólo que me di cuenta que necesito llenar el vacío con otras cosas...

5 comentarios:

Sachiel dijo...

http://comfortablesilence.com

Anónimo dijo...

te entiendo,.., me paso lo mismo el jueves.,,. es una mierda,.., y lo peor es que el vacio no se llena ni por un segundo con el buen sexo,.,.

knd dijo...

que onda? hoy es sabado! debiste haber posteado esto mañana!

PD: al menos anonimo tiene buen sexo...

knd dijo...

PD2: al menos anomino tiene sexo

Pablo dijo...

necesitas un chongo