martes, 7 de septiembre de 2010

me até las manos

No le voy a hablar hasta que él no me hable.

No le voy a hablar hasta que él no me hable.



No le voy a hablar hasta que él no me hable.



No le voy a hablar hasta que él no me hable.



No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.

No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.


No le voy a hablar hasta que él no me hable.



7 comentarios:

.ali. dijo...

es dificil hacer eso!
te banco en la cruzada.

=)

efa dijo...

mmmhhh y en qué influyen las manos atadas para no hablar? je, no podrás tipear, discar pero siempre queda el vivo.
efa

Mariann dijo...

efa: quizas por tu condición de hombre nunca pasaste por ese momento, post conocer y agregar a alguien a tus contactos (de mail, fb, messenger o teléfono) en el cual estás esperando que te contacten y te mandás la cagada de siempre contactarlo al otro vos primero.. y después la agonía de esperar la respuesta...

efa dijo...

jajajaja tenés razón, y creo q uno sabe pocas veces si es el timing correcto, el momento indicado p hacerlo

Mariann dijo...

el timing correcto, creo yo, es hacerlo cuando uno lo siente y ya. El problema es cuando tenés que quedarte esperando a ver si el otro responde o no- Y toda la neurosis posterior a pensar en las millones de razones negativas sobre porque no pudo haberte contestado.

Tisha dijo...

JAJAJA
d uunaa!

caro dijo...

el problema es cuando el timing es YA! y mas si viene acompañado de una necesidad de casarse muy intensa! jaja