miércoles, 6 de mayo de 2009

Time

-"No llores, todavia hay tiempo"

No, no hay tiempo para nada. Ya es tarde. Siempre se me hace tarde. Ya metiste a otras personas en la cama. Ya me quiero ir.

No, no me quiero ir. Quiero perpetuar este momento. Es inmesurable la forma en que uno disfruta algo que se esta por acabar. Como si el cerebro sólo pusiera atención en eso. Cómo si dejara de respirar.


Pero me voy, y me fui y todavía queda por ver si tengo fuerzas para volver. Porque volver implica, entre otras cosas, decir muchas cosas que no se dijeron y soportar oir muchas que no se si quiero oir.

Odio tener que tomar decisiones. Odio tener que decir lo que siento, especialmente en momentos en que no se que carajo siento. Odio que mis pasiones tomen la rienda de mi razón.

Y aún así, a pesar de todo estoy contenta. Conmigo.

2 comentarios:

Capitana del Espacio dijo...

Eso es lo importante, qeudarse contento con uno mismo... el resto es pasajero!

Anónimo dijo...

q las pasiones tomen las riendas de la razon, es lo mejor q te puede pasar, sobre todo cuando no tenes nada que perder.
tomar decisiones te hace crecer y confiar en vos, y saber q si decidiste mal no lo vas a hacer de nuevo.